Inicio | English | Economía | Estratégia y las Cuatro Potencias | Conferencias
Ciencia, música y cultura clásica | Quienes somos | Contáctanos y enlaces | Sítio anterior
Declaraciones | Helga Zepp-LaRouche | Nuevo Federalista | Prometeo | Lo último

EIR EspaŮol en YouTube Instituto Schiller en Facebook RSS

Mensaje de Helga Zepp-LaRouche a los eventos en conmemoración del natalicio de Federico Schiller

Sábado 11 de noviembre de 2017

¿Por qué el Instituto ‚ÄúSchiller‚ÄĚ?
Sobre la educación estética de Confucio y Schiller

Esta es la respuesta que le dio Helga Zepp-LaRouche a una pregunta que le hizo Tom Gillesberg, presidente del Instituto Schiller en Dinamarca, durante el período de diálogo luego de que ella dio un informe a un grupo de personas reunidos en un evento de campaña de los Amigos del Instituto Schiller en Copenhagen, el 10 de noviembre. Su respuesta sirvió como su mensaje de saludo a los eventos para conmemorar el natalicio de Federico Schiller, el sábado 11 de septiembre.

a2-helga_104.jpg
Tom Gillesberg

TOM GILLESBERG: Cuando comenzamos, Helga, yo comenté sobre el hecho de que hoy es el cumpleaños de Federico Schiller. De manera que creo que es muy apropiado tener eso en mente. Y quiero preguntarte al respecto, Helga, si Schiller se encontrara aquí hoy, cuál crees tú que sería su contribución, y de que manera ponemos en práctica lo que fue Schiller, hoy?

helga
Helga Zepp-LaRouche

HELGA ZEPP-LAROUCHE: Creo que Schiller estaría muy contento, pues la razón por la cual el Instituto Schiller se llama así, —me pudiera haber esforzado para lograr una mejor relación entre las naciones, podía haber encontrado otro pensador, Leibniz, Cusa, hay muchos que han hecho cosas increíbles. Sin embargo, siempre pensé que la imagen del hombre que presenta Federico Schiller, es la más noble: la idea de que todo ser humano puede llegar a ser una alma bella.

Y como lo plante√© recientemente en otro discurso en Nueva York, la afinidad que hay entre la educación estética de Confucio, y la educación estética de Federico Schiller es asombrosamente similar. Los dos: Confucio, quien después de todo vivió hace 2,500 años, y Federico Schiller, quien ahora tiene más de 200 años, ellos no obstante elaboraron una idea muy similar. A saber, que cada ser humano tiene el potencial ilimitado de autoperfección, para convertirse en un genio. Y su definición de genio es la de un alma bella. Lo que Schiller quería decir con eso, es la idea de que encuentras la libertad en la necesidad, y haces tu deber con pasión. No como un kantiano, como saben, que dice, ‚Äútengo que hacer mi deber‚ÄĚ, y se ve completamente furioso, y eres moral, pero detestas serlo. Sino que más bien te regocijas haciendo lo que es bueno.

Y veo que esa cualidad emana de Xi Jinping. Lo he estudiado, he estudiado sus discursos, The Governance of China [La gobernanza de China], el libro de sus discursos, el cual ustedes deberían leer, y que están allí publicados; pero también pueden buscar en Google, todos los otros discursos que él ha dado. Y llegué a la conclusión de que él es un filósofo, que él es una persona del Renacimiento Confuciano. Y creo que Schiller estaría increíblemente feliz, de que una persona así fuese un jefe de Estado, y que él está racionalizando toda la sociedad china de acuerdo a estas ideas.

Yo me siento muy optimista por eso. Quiero decir, la propaganda de la prensa occidental naturalmente muestra que está completamente aterrada. Ellos dicen, ‚ÄúXi Xinping es el nuevo Mao Zedong, hasta el nuevo Stalin. Está concentrando todo ese poder en sus manos‚ÄĚ.

Pero si lo ven bien, verán que eso no es cierto. Claro, es un sistema muy centralizado, pero es una meritocracia, está dedicado al bien común de la gente, y no solo de los chinos, sino explícitamente de todas las naciones que participan en La Franja y la Ruta también. De modo que yo creo que Schiller apreciaría esta idea de tener una visión por un mundo mejor, por que si ustedes leen sus Cartas sobre la Educación Estética, allí dice: Tienes que darle a tus contemporáneos lo que ellos necesitan, y no lo que desean. Tienes que ser el servidor de tu siglo, pero no ser su esclavo. Y conceptos de gran similitud. Es decir, tiene que haber una visión de d√≥nde quieres ver a la humanidad en el futuro.

Y la idea es que existe la posibilidad de lograr el ennoblecimiento de la especie humana, y esa era una idea común para Confucio, y también era absolutamente la idea de Federico Schiller.

Por lo tanto creo que estos son dos puntos de partida muy buenos, para iniciar el debate sobre qué es lo que anda mal en la cultural actual del liberalismo, en la que ‚Äútodo está permitido‚ÄĚ, al contrario de la idea de que el arte debe ser bello. Porque solo si el arte es bello puede conmover el corazón y ennoblecer al ser humano. Y creo que eso es lo que necesitamos con urgencia, porque si ven a nuestros contemporáneos, ellos necesitan urgentemente una educación estética. Y creo que esto es lo que el Instituto Schiller trata de hacer, y no pueden negar ustedes que lo que escucharon al comienzo, el aria que se cantó, es más bella que lo que puedan escuchar de Madonna. Ella es de hecho lo opuesto de lo que su nombre significa, pero eso lo dejo a su juicio.